martes, 3 de julio de 2012

¿Qué llevamos en las alforjas?


Seguramente es una pregunta solo para novatos porque los experimentados no tienen este tipo de dudas. Ya se la han hecho y contestado en múltiples ocasiones. No hay que ser muy listo para asegurar que no hay fórmulas mágicas ni listas maravillosas que decidan qué es lo que tenemos que llevar con nosotros cuando salimos de viaje. Depende de la climatología, del tipo de viaje, de la temporada, de lo adaptables que seamos, de los días que vayamos a emplear y …. de lo que queramos llevar. Se puede simplificar el debate diciendo que hay que llevar lo imprescindible. Pero, lo que para unos es imprescindible para otros es absolutamente innecesario. Una cosa es rigurosamente cierta y no hay que olvidarla: cuanto más pesen las alforjas más esfuerzo hay que hacer para arrastrarlas. Es decir, ligeros de equipaje, que diría Machado.
Nosotros desechamos todos los bártulos relacionados con la cocina porque en un recorrido como éste no hay problema para no morirse de inanición. También prescindimos de todo lo relacionado con el alojamiento (tienda, sacos, esterillas) porque no vamos a dormir a la intemperie.
Dada la época en la que estamos también excusamos de llevar ropa de abrigo aunque sí pondremos en las alforjas un impermeable.
De calzado llevaremos lo puesto y otro par de zapatillas o sandalias.
Calcetines: Sin hacer colada, para los cinco días tres pares.
Ropa Interior: Sin colada, cinco días, cinco calzoncillos o bragas.
Pantalones: El puesto y uno por si. Culote.
Camisetas: 3 de batalla y 1 para después. Al tercer día lavar 2.
Una prenda un poco más de abrigo.
Toalla. Guantes. Gafas.
Alguna pastilla de jabón tipo hotel, cepillo y crema de dientes, crema hidratante y crema protectora, toallitas húmedas (también útiles en caso de reparación), peine.
Pueden ser interesantes una lima pequeña, un cortaúñas, una navaja y papel higiénico.
Agua oxigenada, algodón, yodo, tiritas, gasas y venda. 
Pulpos pequeños (2 ó 3),  alguna bolsa de plástico, cámara de recambio, desmontables, bomba de inflar, parches, llaves allen, destornillador de estrella y plano, abrazaderas de plástico.
Luz delantera y luz trasera.
Fragmentos de los libros de Cela, DNI, Visa, botella de agua, una libreta pequeña y un boli.


¡Ah! Y una buena dosis de ilusión, ganas de pedalear, ánimo, espíritu de sacrificio, interés por conocer, inquietud, mucho tesón y una pizca de rebeldía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada